Visitas a proyectos

Tras mis primeros días en la Fundación y aclimatada ya a la temperatura, colores, sabores y caos general de la ciudad, debo decir que aquí se está de maravilla.

Es como un remanso de paz en medio de la jungla pues dentro del campus es todo tranquilidad, para salir a la carretera general y encontrar la auténtica India. La de pitidos y supervivencia en la carretera, la de contaminación en la ciudad, la de puestecitos especializados en ciertos productos pero en los que puedes encontrar de todo, la de gente y animales por todas partes, la de rotondas improvisadas porque a una vaca le ha dado por tumbarse en medio de la calle…

Los proyectos que he visitado me han encantado y descubres la buena labor que hace la Fundación en todos los pueblos y personas que se benefician de alguna manera de sus ayudas.

[slideshow id=5]

La visita al hospital de Bathalapalli, con sus colores y su calma a pesar de ser un hospital, con la gente sentada esperando su turno y siempre con una sonrisa que ofrecerte al pasar es un contraste con lo que podrías esperarte en un hospital en otro país. La visita a los proyectos de Handicrafts es muy interesante. Las mujeres que lo forman tienen algún tipo de discapacidad pero todas tienen una labor que realizar pues todos los productos que crean serán vendidos en la tienda de la Fundación y demás.

Y ayer fui a ver uno de los proyectos de Mujer a mujer, en los que se consciencia a las mujeres y sus maridos de la importancia que tienen éstas en el desarrollo de India, en dejar de ser menospreciadas para valorarse más y contribuir al crecimiento económico de sus familias. El pueblo entero nos recibe con los brazos abiertos, con una timidez y observación a los extranjeros que tienen delante, y con abrazos y cariño después. Siempre pidiendo fotos y ofreciéndote la mano para que se la des.

Por la tarde conocí a Anna Ferrer y impresiona la fuerza y decisión que desprende esta mujer. Su marido le dejó la fuerza que tenía y un legado que ella se cuida de mantener. Impresionante.

La cena con la mayoría de voluntarios y cooperantes después también es una muestra de la vida en familia que se puede llevar aquí, es como un campamento continuo pero con una labor muy interesante que realizar.

Ahora, manos a la obra!