Rincones con encanto de Mallorca

ruta en bicicleta Mallorca FRR

Como adivinaréis por el nombre de mi blog, Francesc Robert Ribes, y su contenido, no es que sólo sea mallorquín, sino que además soy un auténtico enamorado de todo lo que tiene que ver con esta isla.

Por esta razón, me gustaría haceros de guía y enseñaros los rincones favoritos de todo aquel que nos visita y que, como todo el que la pisa, queda irremediablemente enamorado del encanto infinito de Mallorca.

ruta en bicicleta Mallorca FRR

Imagen: francescrobertribes.com

Los 5 rincones con más encanto de Mallorca

#1 Valldemossa

Obviamente en cuanto a municipios, la capital bien merece dedicarle uno o varios días, pero hablando de rincones, Valldemossa ocupa una privilegiada posición como quizás, el pueblo con más encanto de la isla, que ya es decir.

Las principales razones para que Valldemossa sea un imán para nuestras fotos en Instagram residen en sus empinadas empedradas y estrechas calles que le dan una sensación de recogimiento en torno a la sierra de Tramuntana, además de lugares monumentales espectaculares como su Cartuja, el Palacio del Rey Sancho o el Museo de Chopin, dedicado al músico polaco: uno de los tantos personajes ilustres que buscaron en este remanso de paz un rincón para la inspiración.

 

#2 Deià

A mitad de camino entre Valldemossa y la que será nuestra siguiente parada obligatoria, tocando al mar Mediterráneo encontramos Deià, una aldea (de ahí deriva su nombre mallorquín) tranquila, tradicional y llena de encanto que nos sirve de puerta de entrada a las maravillosas calas que encontramos en la zona.

Además de un excelente acceso a la costa oeste, en Deià encontramos uno de los pocos restaurantes con Estrella Michelín de la isla, con espectaculares vistas sobre el mar, lo cual puede servirnos de excusa para hacer aún más redondo el viaje.

 

#3 Sóller y Port de Sóller

Sóller es la siguiente parada obligatoria e integra una de las excursiones “must” de los que visitan Palma de Mallorca. Y es que desde allí parte un emblemático ferrocarril activo desde 1912 y que, aunque su antigua función era la de llevar fruta hacia la capital, hoy día sus 28 kilómetros son toda una experiencia turística.

Este mismo ferrocarril nos deja muy cerca de la bellísima Plaza de la Constitución, desde donde parte un tranvía a imagen y semejanza de los que recorren las calles de San Francisco, hasta Port de Sóller otro destino turístico inolvidable.

 

#4 Alcúdia y Pollença

De la costa oeste pasamos a la noreste, donde encontramos una de las principales puertas desde el mar de la isla, la bahía de Alcúdia.

Además de estas dos localidades portuarias, de las que destacar el centro histórico de Alcúdia al ser el mejor conservado de toda la isla, y el Convento de Santo Domingo, el Puente Romano, o la atalaya de Albercuix en Pollença, en sus alrededores encontramos el anfiteatro romano más pequeño del mundo y joyas naturales como la cala Sant Vicenç o el espléndido Cabo Formentor.

 

#5 Cuevas del Drach

Terminamos con el que merece ser el epicentro del turismo en Mallorca (disculpando nuevamente la ausencia, por obvia, de la capital): las cuevas del Drach en Porto Cristo (port de Manacor).

La salida al mar del pueblo que vio nacer a Rafa Nadal esconde bajo su superficie un conjunto de cuevas subterráneas que nos dejarán literalmente con la boca abierta. Una joya natural perfectamente conservada y donde se celebran eventos y conciertos únicos a sumar a la experiencia que supone recorrer unas galerías únicas en el mundo.