Barcelona

Barcelona es mi ciudad de acogida. Aquí llevo 6 años viviendo, descubriendo, explorando y admirando esta maravillosa ciudad.

Barcelona tiene de todo, es cosmopolita, moderna, transgresora y cultural. Tiene teatros, cines, bares y barrios para apasionar.
Tiene mar. Eso es lo que más he admirado de esta ciudad. Sentirte en una gran urbe con olor a mediterráneo.

Tenía que ser así, no podía haber aterrizado en una ciudad que me ha acogido 6 años si no fuera por su mar. Su paseo marítimo por el que patinar, su recorrido hasta el Fórum con miles de posibilidades.

Sus rincones me atrapan. Desde la explanada del Hotel Vela, que tanta controversia ha generado, y desde el que parece que contemplas el mar desde un barco; hasta los búnkers de Horta, maravilloso lugar para contemplar un atardecer con las cuadrículas de las calles del barrio de l’Eixample de Barcelona a tus pies; pasando por las pequeñas y escondidas plazas del barrio gótico, sus mercados y sus terracitas.

Puedes subir a Montjuic, al Tibidabo y a la carretera de las Aguas para descubrir qué se siente con la majestuosa Barcelona empequeñecida desde las alturas. Ordenada, colorida y llena de vida, siempre con el telón de fondo del mar.

Barcelona es gente a todas horas, es diferentes barrios en los que trasladarte de ciudad y reconocerte perdida. Es actividad diaria y nocturna. Es diversión.

Me gustas, Barcelona!